Aldini



Tiré mucho y aseguré en la maleta mi libro en octavo: un ejemplar veneciano de 1546 titulado De principiis rerum, por el jurista y humanista italiano Scipione Capece (1480-1551). Mi ejemplar tiene su origen en la Imprenta Aldina, durante el magnífico ciclo de Paulus. Sus páginas entregan las letras que Francesco Griffo de Bologna talló en 1501 para la casa de Aldus Manutius en la edición de Virgilio: las primeras itálicas impresas.¶ Aldus falleció en 1515, dejando huérfano a Paulus Manutius, quien fue acogido por su abuelo materno. Dieciocho años después, el jóven Paulus tomaría posesión del negocio familiar.¶ La afabilidad del tiempo y espléndida factura de mi tomo, no sólo seducieron mi apego a la impresión en relieve y tipografica, me reveló modos de ejecutar mi oficio en forma apresurada y pausada.¶ En la portadilla y colofón aparecen el célebre motivo del ágil delfín y la agobiada ancla, la esperanza que el primer Aldus encontró en el oxímoron característico del símbolo: festina lente -deprisa despacio-.

Actualización: El libro fue vendido dos años después.

Federico Jordan

No hay comentarios.:

Instagram