Entrevista Bitácora

Bitácora: ¿Qué te gusta más de esta ciudad?
F. Jordán: Gabriela y su hija, mi amigo Rafael, el aroma a chocolate y las campanas de San Francisco. El tiempo me ha regalado intereses simples que comparo con Muki, una niña de 11 años con fascinación por los celulares. Reciente la he dibujado desfilando de cabeza junto a otros teléfonos en un trabajo para la revista New Yorker.
Bitácora: Cuando no se trata de algún trabajo por encargo donde la técnica y el estilo a veces son características imperativas, ¿Cuál es tu estilo mas natural, tu favorito, el que te sale por instinto e inspiración?
F. Jordán: Fuera de mis encargos encuentro en el dibujo mi sustancia, educo la mirada y someto el lápiz. Observo e imagino constantemente.
Bitácora: Los ilustradores mexicanos tienen un panorama muy difícil, por un lado su trabajo es remplazado por imágenes pre-diseñadas de bajo costo y por el otro, las universidades no ofrecen una oferta educativa, que puedan respaldar la profesión ¿Qué recomendarías a todos los jóvenes que comparten contigo la pasión por la ilustración?
F. Jordán: Pasión, voluntad y disciplina. Estar dispuestos al asombro. Es triste la abulia.
Bitácora: ¿Tu como le hiciste?
F. Jordán: No he dejado de admirarme ante el mundo, tengo 40 años y nunca he abandonado esa particularidad de la infancia.
Bitácora: ¿Cuál fue esa decisión que cambio el rumbo de tu vida y te puso donde estas?
F. Jordán: Mi interés en el futuro.
Bitácora: La inspiración viene y va, pero la responsabilidad de entregar un trabajo tiene limite de entrega, ¿Cómo te inspiras? ¿Diseñas algún lugar lleno de imágenes, música y colores?
F. Jordán: Exploto mi claridad en las primeras horas de la mañana, vivo con pocas cosas y produzco en el monasticismo. El trabajo diario y mi rebosante arsenal de códigos me permiten resolver puntualmente.
Bitácora: ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con empresas como Microsoft, Forbes, The New York Times, Sports Illustrated? ¿Cuál es la dinámica de trabajo?
F. Jordán: La dinámica de mi trabajo es remota y no tengo clientes locales. En México me manejo solo y tengo un excelente grupo de representantes en Nueva York cuidando mi presencia y contrataciones. En cualquier caso siempre trato de clarificar una narrativa y considero mi oficio interdiciplinario junto a la dirección de arte.
Bitácora: Los símbolos son representaciones muy inteligentes: simples en su composición, extensos en sus significado y muy complejos en su producción, ¿Cuál es el planteamiento o las preguntas que te haces para crear un símbolo? ¿Cuál es la línea que sigues para poder unir una imagen con un significado?
F. Jordán: Mi principal precepto es ubicar la imagen de ilustración como paratextual, nunca solitaria. El arte retórico permite resolverme y refutar toda posible interpretación de mis signos, figuras y tropos para crear sistemas de códigos puntuales. Mis recursos más socorridos son la prosopopeya, el hiperbatón y la distorción. Me gusta simplificar , eliminar lo superfluo en la comunicación.
Bitácora: El que no sueña, no avanza, ¿Qué sueños te faltan por cumplir?
F. Jordán: Me gustaría los fines de semana vender bolis con Gabriela en la plaza.

Federico Jordan

No hay comentarios.:

Instagram