Epitafio a Federico Jordán

Hablen, muros, del hombre solitario que en el grave desorden de su casa sin poder controlar sus pensamientos encerrado en sí mismo dibujaba. Digan que amó la mancha del grafito, que de noche y sin luz blandió pinceles e hizo bestiarios de megapixeles para pintar deforme la belleza, porque hallaba en lo enfermo de ese acto para sus cuitas el suspiro exacto.

Francisco J. Serrano, 5 de Febrero del 2086. (2006).

Federico Jordan

No hay comentarios.:

Instagram